Elección del tipo de alimentos

Padre con su hija comiendo sandía.

El comportamiento relativo a la alimentación es complejo, existen varios factores que influyen en la elección de unos alimentos u otros, siendo su aspecto saludable sólo un factor más entre ellos.

Como cualquier comportamiento humano, esta elección es compleja y está influida por muchos factores interrelacionados. Lo que nos lleva a comer o dejar de comer es el hambre y la saciedad, pero lo que elegimos comer no está determinado sólo por las necesidades nutricionales o fisiológicas. Esta elección está influida entre otros, por los siguientes factores:

  • las propiedades organolépticas de los alimentos como el sabor, el olor o el aspecto
  • los factores cognitivos, emocionales y sociales —lo que gusta y lo que no, el conocimiento y las actitudes relacionados con la salud y la dieta, y el contexto social o los hábitos. Influyen nuestros valores personales, circunstancias vitales (como el hecho de estar casado o convivir con alguien), o habilidades (por ejemplo, saber cocinar), creencias (en asuntos como los productos orgánicos y los modificados genéticamente) y percepciones (como sentirse incapaz de llevar una dieta saludable)
  • los factores económicos, culturales y religiosos también limitan nuestra elección. Nuestra educación, grupo étnico y la disponibilidad, la visibilidad o los precios de los productos, desempeñan un papel relevante en las elecciones que tomamos.